Revista Monaguillos

               

lunes, 15 de julio de 2013

on Leave a Comment

Equipo Liturgico

on Leave a Comment

MONAGUILLO: LA PALABRA DE DIOS NOS ILUMINA

Leamos el Evangelio de San Lucas el capítulo:

22, versículos: 14. 17-20. Para descubrir quién
es el centro de nuestras celebraciones y quié-
nes son los más cercanos a ese centro.
¿Cuál es el papel de los más cercanos? Para
descubrirlo lean Lucas capítulo 22, versículo
27.
Después de haber leído la palabra de Dios,
platiquemos sobre cuál debe ser el papel de
los monaguillos en las celebraciones litúrgicas.

¿Por qué debemos actuar siempre con entusiasmo y empeño?

Fuente: Manual del Monaguillo
Comisión de Promoción Vocacional de la Arquidiócesis de México.
on 1 comment

MONAGUILLO ES EL QUE ACOMPAÑA A JESÚS

El Monaguillo es el que acompaña, el que sigue el mismo camino del sacerdote que representa a Jesús.
Su tarea es la de servir al sacerdote en el altar. Ayuda y sirve al sacerdote en las funciones de la sagrada liturgia, de manera especial en la Eucaristía y en el Bautismo.

En nuestro país este servicio lo realizan los niños y adolescentes.
Los monaguillos no reciben el misterio instituido, a los que si lo reciben se les llama Acóli- tos y son personas de mayor edad, jóvenes y adultos.


Cuando el Monaguillo asiste al Sacerdote, ministro representante de Cristo en el altar, ayuda muy de cerca al mismo Jesucristo en el Sacrificio de la Eucaristía y está en contacto con las cosas dedicadas al uso de Jesús.
Por eso el Monaguillo debe distinguirse por su Piedad, es decir, por recibir frecuentemente los sacramentos de la Reconciliación y de la Comunión; por la constante práctica de la oración y por su gusto y alegría por participar en celebraciones litúrgicas.

El Monaguillo se presenta limpio a todas las ceremonias. Está atento, es muy servicial y tiene un gran respeto para el Sacerdote, para sus compañeros, para el templo y para los objetos que sirven para el culto divino.


Fuente: Manual del Monaguillo
Comisión de Promoción Vocacional de la Arquidiócesis de México.

on Leave a Comment

SER MONAGUILLO ES UN LLAMADO.

Dios es el autor y creador de nuestras vidas. Es  Él quien como dueño de todo lo que existe nos invita a colaborar en su Iglesia a través de diversos  servicios y en diferentes estados de vida.

Ser MONAGUILLO es un llamado de Dios para  colaborar con el Sacerdote en la celebración de la liturgia, sirviendo al altar y a la comunidad. 

Ya en la Sagrada Escritura, en el Antiguo Testamento, se nos dice cómo el niño Samuel servía a Dios en el Templo bajo las órdenes del Sacerdote Elí (1 Sam. 1,24; 2,18; 3,1). Es probable que el servicio del Monaguillo se inició en Roma hacia el año 251, debido a la necesidad de dar una mejor atención al Pueblo de Dios. Hoy en día, por medio de los Sacerdotes, Cristo llama a los niños y adolescentes para que realicen este servicio tan importante Por ello el llamado a ser Monaguillo es un encargo que hay que realizar lo mejor posible.
El Monaguillo ha de tener siempre presente que es a Dios a quien sirve al ayudar al Sacerdote en el Altar.




Fuente: Manual del Monaguillo
Comisión de Promoción Vocacional de la Arquidiócesis de México.
on Leave a Comment

TRES SANTOS MONAGUILLOS

Los Monaguillos tenemos tres santos que son modelo de nuestro trabajo en el servicio al
Altar.
Ellos son Santo Domingo del Val, San Tarsicio y Santo Domingo Savio.
-San Tarsicio:
"En Roma, en la Vía Apia, el martirio de San Tarsicio, acólito. Los paganos le encontraron cuando transportaba el sacramento del Cuerpo y Sangre de Cristo y le preguntaron que llevaba. Tarsicio, no quería arrojar las perlas a los puercos y se negó a responder; los paganos le apedrearon y apalearon hasta que exhaló el último suspiro, pero no pudieron encontrar el sacramento de Cristo ni en sus manos, ni en sus vestidos. Los cristianos recogieron el cuerpo del mártir y le dieron honrosa sepultura en el cementerio de Calixto". Martirologio Romano.



-Santo Domingo del Val vivió en España por 1234 y los enemigos de Jesús lo crucificaron y le hicieron padecer igual que a Él, pues su vida era ejemplo de piedad y de caridad.  

-Santo Domingo Savio vivió en Italia el siglo antepasado, por 1860, era alumno de San Juan Bosco y aceptó vivir su vida como otro Jesús, él no necesitó del martirio para llegar a ser santo, así unos días antes de cumplir 15 años murió y sus pocos años le bastaron para hacerse santo.


Tú Monaguillo que estás cerca de Jesús Eucaristía pídele ser como estos Santos Monaguillos, que supieron vivir y morir como Jesús.


San Trcisio
Santo Dominguito del val
Santo Domingo Savio

   

                               
on Leave a Comment

CUALIDADES DEL MONAGUILLO.


Para ser Monaguillo se necesitan desarrollar ciertas cualidades entre las que están las de:

Piedad: que se manifiesta sobre todo en la participación en los sacramentos, en la oración y en el gusto por las cosas sagradas.
Obediencia: hacer con prontitud y eficiencia lo que debo hacer.
Respeto: en especial para con el sacerdote, con los lugares y objetos del templo con los que tienes contacto.
Reverencia: darla a Dios, a los Santos, al Templo y a los objetos que sirven para el culto Divino.
Urbanidad: el buen Monaguillo la practica siempre

a.- Se presenta limpio a todas las ceremonias.
b.- Es atento con todos, a todo y en cualquier parte.
c.- Es servicial e imaginativo.
d.- Está atento para que su servicio al Altar sea siempre correcto y preciso.

Ahora anota tú otra cualidad que debas desarrollar como Monaguillo:



Acólitos y Monaguillos en Acción. Con la tecnología de Blogger.